Noticias SAPEC

ENTREVISTA A JORDI RECASENS

Jordi Recasens: “los métodos de control químico pueden continuar siendo una opción eficaz, versátil y económica si se incluyen en programas de manejo integrado”
 




Jordi Recasens es catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agraria (ETSEA) de la Universitat de Lleida y profesor de Botánica Agrícola y Malherbología en esta Universidad. Además dirige el Grupo de Malherbología y Ecología Vegetal de la ETSEA. Tras su participación en la IX Jornada Estratégica del Cereal, organizada por Sapec Agro, en la que explicó técnicas de reconocimiento de plántulas y diásporas de malas hierbas, hoy subraya la importancia de su identificación para la correcta aplicación de su control químico.
 
-¿Cuáles son las principales malas hierbas que infestan  los campos de cereal a nivel nacional?
 
Por un lado tenemos aquellas especies que no sólo son frecuentes y abundantes sino que además han desarrollado mecanismos de resistencia a diferentes grupos de herbicidas, como el vallico (Lolium rigidum), la amapola (Papaver rhoeas) y la avena loca (Avena sterilis). Por otro lado tenemos especies de difícil control, como Bromus sp., especialmente frecuente en sistemas con laboreo reducido o siembra directa.  
 
-¿Cuáles son los beneficios de una identificación temprana de estas malas hierbas para el agricultor?
 
Una correcta identificación en un estado muy precoz permite no sólo tomar una acertada decisión de control químico sino conseguir que ese método sea mucho más eficaz. La eficacia de un herbicida disminuye cuanto más desarrolladas están  las malas hierbas a combatir.
 
-¿Qué parámetros debe tener en cuenta el agricultor a la hora de identificar las malas hierbas?
 
La identificación debe basarse en caracteres diferenciales según se trate de dicotiledóneas (popularmente llamadas hierbas de hoja ancha) o monocotiledóneas, especialmente gramíneas –poáceas- (hierbas de hoja estrecha).
 
Para las primeras, debemos fijarnos en la forma de los cotiledones, la morfología de las primeras hojas verdaderas, disposición –alternas u opuestas- y otros caracteres secundarios como pilosidad, nerviación, olor, etc. Para las gramíneas hay que observar la zona ligular, la posible presencia de pilosidad y/o aurículas y el tipo de prefoliación de la hoja más joven.
 
-Como experto en Malherbología ¿Cómo ha sido, bajo su punto de vista, la evolución de los herbicidas a nivel nacional durante los últimos 10 años?
 
Hace más de 20 años que, a nivel mundial, no se desarrolla ningún herbicida con un nuevo mecanismo de acción. La tendencia, en la actualidad, viene siendo la  utilización de mezclas de materias activas con distinto mecanismo de acción. Ello puede permitir ampliar el espectro de la eficacia, pero debe tenerse en cuenta la posible presión de selección que puede ejercerse no sólo en seleccionar casos de poblaciones resistentes sino dar lugar a biotipos con resistencia múltiple. Ante según qué especies, hay que ser prudentes.
 
-Pese a la restricción de las leyes, en cuanto al uso de herbicidas y sustancias autorizadas, hay empresas que innovan en nuevas formulaciones como Sapec Agro, ¿Hacia dónde cree que evoluciona el futuro del control de las malas hierbas en la agricultura y cereal?
 
Ha habido una importante restricción de materias activas a nivel europeo y el catálogo de herbicidas se ha reducido de forma significativa. Los métodos de control químico continúan, en general, siendo una opción eficaz, versátil y económica, pero para que no se pierda en poco tiempo su eficacia –especialmente ante casos de posibles resistencias- resulta imprescindible su integración en programas de manejo integrado.
 
La integración de métodos culturales  -como posibles labores, cambios en la fecha de siembra, o rotaciones de cultivos, entre otros- junto a la diversificación de métodos químicos, no sólo hará más eficaces a estos últimos sino que tendrán mayor durabilidad.  



BUSCADOR

GENERAL
NOTICIAS Y WEBTECA
PUNTOS SAPEC
  • Sapec Gama Covinex
  • Sapec Cruz Roja
  • Sapec Suporter
  • Sapec Aikido