Noticias SAPEC

EL FUTURO DEL MUNDO AGRO

El término agricultura de precisión es un concepto agronómico que engloba la gestión de parcelas agrícolas sobre la base de la observación, medida y actuación frente a variables inter e intra cultivo.


Este tipo de agricultura requiere un conjunto de tecnologías para medir que básicamente son;
 
-Sistemas Globales de Navegación por Satélite (GNSS) sensores e imágenes tanto por satélite como aerotransportada.
 
-Sistemas de Información Geográfica (SIG) para estimar, evaluar y entender dichas variaciones.
 
De este modo, toda la información recogida por estos sistemas puede ser utilizada para evaluar con mayor precisión aspectos agronómicos como la densidad óptima de siembra, estimar la cantidad adecuada de fertilizantes, fitosanitarios o bioestimulantes o predecir con exactitud el rendimiento y la producción de los cultivos. 
 
El término nace en los años 80 en EE.UU pero no es hasta la aplicación en la agricultura de sensores y sistemas de geolocalización cuando se generaliza su uso.
 
Según la Universitat de Lleida en la agricultura de precisión se dan básicamente cuatro fases que son;
 
  • La toma de informaciones o datos, que dependiendo de la cantidad de sensores que disponga el agricultor pueden medir diferentes parámetros como el pH, el tipo de suelo, la humedad, el caudalímetro, la conductividad eléctrica o la probabilidad de plagas.
  • La extracción de los datos. Cuando los dispositivos registran los datos, estos tienen que ser tratados para poder interpretarlos. Por tanto, han de poder ser almacenados, procesados y mapeados.
  • La toma de decisiones. El ingeniero agrónomo o técnico agrícola una vez recopilados todos esos datos y analizados tomará las mejores decisiones para el cultivo.
  • Actuación en campo. Que básicamente supondrá aplicar esas decisiones en el campo.
Con posterioridad los técnicos podrán comprobar la repercusión de esas decisiones en el cultivo y sobre la producción y rendimiento de la cosecha.
 
El objetivo de este tipo de agricultura es lograr la optimización de recursos y la maximización de resultados en los cultivos. En este sentido es el pilar fundamental de la agricultura sostenible y la tendencia de la agricultura en los próximos años, ya que permite la homogeneización de resultados y la anticipación de posibles problemas con los cultivos.
 
Son muchos los cultivos que en la Península están aplicando ya este tipo de agricultura aunque dependiendo de la zona su aplicación todavía es irregular. Sin embargo en la vid y olivo se pueden destacar ya grandes ejemplos. La agricultura de precisión contribuirá además a  contrarrestar la reducción de tierra cultivable y el creciente aumento de la población.



BUSCADOR

GENERAL
NOTICIAS Y WEBTECA
PUNTOS SAPEC
  • Sapec Gama Covinex
  • Sapec Cruz Roja
  • Sapec Suporter
  • Sapec Aikido